Saltar al contenido

Receta de corvina a la parrilla

receta-de-corvina-a-la-parrilla

Seguramente hayas preparado antes corvina. Pero nunca habrás hecho una receta de corvina a la parrilla. Este plato es muy típico de algunos países de Sudamérica, como por ejemplo Uruguay. ¿Te gustaría aprender a hacerlo?

¿Por qué corvina a la parrilla?

Mientras que en Estados Unidos lo más común al hacer una barbacoa o parrillada es cocinar carne, en países como Uruguay prefieren hacer pescado. La corvina a la parrilla es uno de los platos más apreciados por los pescadores y chefs de la costa.

preparacion-de-corvina-a-la-parrilla

Un plato que se prepara a la brasa, o a la parrilla. Un pescado sabroso, y que bien hecho a la parrilla potencia su sabor. Es una receta muy sencilla, tanto que no se necesita tener muchos conocimientos de cocina para que salga deliciosa.

Ingredientes para la corvina a la parrilla (2 personas)

En España es bastante difícil conseguir corvina salvaje, ya que la que se vende en los supermercados es criada en piscifactoría. Pero si tienes la oportunidad, además de los siguientes ingredientes, deberías conseguir una fresca.

como-hacer-corvina-a-la-parrilla

  • 2 corvinas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación de corvina a la parrilla

Aunque podrías cocinarla perfectamente en una parrilla de gas, para hacer esta receta de corvina a la parrilla vamos a usar una de carbón. Toma buena nota de los siguientes pasos.

corvina-a-la-parrilla

  1. En lo que se va calentando el fuego de la parrilla y formándose las brasas, limpia bien la corvina, pero no le quites las escamas. Sino sabes hacerlo, al comprarla dile al pescadero que te la prepare.
  2. Machaca los dientes de ajo, tras pelarlos, en un mortero junto con un chorrito de aceite de oliva y una cucharada de perejil. Asegúrate que queda una mezcla bien líquida.
  3. Corta la cabeza de cada corvina, la abres por el lomo y la bañas con la mezcla que has preparado por el interior, en la zona más carnosa. En cambio, por la zona de fuera, con ayuda de un pincel la untas con un poco de aceite de oliva virgen extra. Si no te gusta mucho el aceite, puedes usar manteca.
  4. Coloca, con sumo cuidado, la corvina por el lado de la carne hacía la brasa. Tendrás que moverla con precaución, ya que se te puede quedar pegada.
  5. Cocina durante 8-10 minutos por el lado de la carne, y le das la vuelta, para que se haga por el lado de la piel durante otros cinco minutos. ¡Y lista! Repite el proceso con la otra corvina y ya tienes un delicioso manjar para comer en pareja.

Trucos para hacer este plato sin equivocarte

¿Es posible que te dé miedo meter la pata a la hora de hacer este delicioso plato? ¡No debería! Es bastante sencillo como habrás podido comprobar en nuestra receta de corvina a la parrilla. Pero si quieres, te vamos a explicar algunos pequeños trucos para triunfar entre los invitados.

Como bien sabrás, el poder calorífico del carbón es muy alto. Un pequeño descuido significaría que podrías estropear por completo el plato. Por ello, con el fin de no fallar, deberías colocar las brasas formando un círculo, sin nada en el centro. De este modo, la corvina recibirá un fuego indirecto.

cocinar-corvina-a-la-parrilla

Otra solución sería apartar las brasas a los costados, colocar la corvina en el centro y tapar la parrilla. Así, el calor que recibirá la carne también será indirecto. Pero, por desgracia, tardará más tiempo en hacerse. Es un pescado que, al estar untando en el aceite o la manteca, se vuelve muy graso, y esto hace que se pueda pegar con facilidad a la parrilla. Así que ten mucho cuidado cuando la vayas a mover.

En lugar de preparar el pescado completo podrías prepararlo por filetes o a modo de pincho moruno. Bañado con un poco de jugo de limón está delicioso.