Saltar al contenido

Barbacoas de hierro

cosas-a-comprar-para-una-barbacoa

 Se está acercando el buen tiempo, ¡y ha llegado el momento de ponerse a hacer barbacoas! ¿Cómo? ¿Qué tu vieja barbacoa ya no sirve y tienes que comprarte una nueva? ¡No te resultará ningún problema! ¡Puedes comprarte una fantástica barbacoa de hierro!

Sí, sí de hierro. Y ahora mismo te vamos a dar las razones por las que deberías comprarla, así como vas a aprender cuál es el mejor mantenimiento que puedes darle y la mejor forma de sacarle todo su potencial.

Tipos de barbacoa de hierro

Ciertamente no hay tantos tipos de barbacoas de hierro como los hay de una barbacoa de obra, pero, poco a poco, se los catálogos de las grandes marcas se han ido ampliando, añadiendo modelos cada vez más compactos y prácticos.

  • Con campana: Es quizás uno de los modelos más recientes. Este tipo de barbacoas simulan el diseño de las barbacoas de obra con campana, solo que siendo de hierro fundido. Son muy buenas para cocinar carnes, pero tienen el problema que tienen que estar fijas en una esquina de la casa, así como que requieren de mayor mantenimiento que el resto de modelos.
  • Sin tapa: Son los modelos más económicos del mercado. Una barbacoa de hierro que está compuesta por una o dos parrillas, una zona de trabajo y un par de baldas para guardar los utensilios de cocina. Generalmente, tienen forma rectangular.
  • Con tapa:  Son las mejores para hacer la carne, verduras y pescados. El sistema no es muy diferente al de las barbacoas sin tapa, solo que de estos modelos podemos encontrar tanto con forma redonda como rectangular. Cuentan con termómetros para medir la temperatura, y algunas funciones extras para cocinar mejor los alimentos.
  • Con ruedas: ¿Solo vas a sacar la barbacoa de vez en cuando? ¿La vas a campings? Te interesará entonces que sea una barbacoa de hierro con ruedas. Los modelos más baratos pueden ser un problema, porque las ruedas suelen ser de plástico duro. Pero hay diseños bastante económicos con ruedas que se desplazan muy bien por cualquier terreno.
  • Fija: Este tipo de barbacoas están diseñadas para estar montadas en un solo lugar. Si se quiere llevar a otro, hay que desmontarla cada vez. Puede ser con tapa o sin tapa.
  • Parrilla: Un diseño portátil para poder usar la barbacoa dónde quieras. Puede tener o no tapa, y son perfectas para usar en el jardín, balcón, terraza o en un camping. Si eres mucho de hacer barbacoas en el exterior, ¡necesitarás esta!
parrillada con guarnicion

¿Qué ventajas tienen las barbacoas de hierro?

No te vas a gastar el dinero en una barbacoa de hierro si no te va a ofrecer alguna ventaja con respecto a otros tipos, ¿verdad? ¡Esto es todo lo que te beneficiarás si te compras una!

  • Son mucho más económicas que una barbacoa de obra o de acero inoxidable.
  • El hierro es un material que mantiene más el calor, por lo que son perfectas para hacer cualquier tipo de carne, pescado o verdura.
  • Se pueden cocinar los alimentos tanto con carbón como con leña. Aunque hay modelos que solo permiten un solo tipo de combustión.
  • Algunos modelos cuentan con diferentes niveles en la parrilla, o con zonas en las que no llega tanto el calor, lo que permite cocinar los alimentos con diferentes puntos de cocción.
  • No ocupa tanto espacio como una de obra o de hierro fundido, pudiendo guardarla cuando no la vayas a usar.
  • Hay modelos portátiles pequeños, que pesan muy poco. ¡Por lo que los podrás llevar a cualquier lugar!
  • Son resistentes a golpes y a las condiciones ambientales, por lo que no requieren de tanto mantenimiento. Sin embargo, sí que necesitan una limpieza un poco más constante que otros modelos.
bruzzzler

¿La barbacoa de hierro es perfecta para ti? ¡Descúbrelo!

Ya conoces sus ventajas, pero ahora tienes que hacerte una pregunta: ¿es la barbacoa de hierro la idónea para ti? ¡Ahora lo comprobaremos!

  • Espacio: La gran ventaja de este tipo de barbacoas es que no requieren de tanto espacio como otros modelos, salvo que compres una con campana. Lo único que debes preocuparte al sacarla es que esté en una superficie lisa, a ser posible de madera o piedra, y listo. ¡Luego la guardas de nuevo en el garaje y se acabó!
  • Presupuesto: En el mercado te encontrarás con todo tipo de barbacoas de hierro, algunas con precios muy accesibles de unos 50 euros y otras que pueden llegar perfectamente a los 500. Esa es una gran ventaja de estos modelos, ¡qué hay tantos que cuesta mucho no dar con uno que se ajuste a tu presupuesto!
  • Frecuencia de uso: ¿Eres de hacer barbacoas esporádicamente? Entonces las barbacoas de hierro son perfectas para ti. Dado que la mayoría de modelos se pueden desmontar, o son portátiles, la puedes retirar cuando no la vayas a utilizar y dejar el espacio libre para otras actividades. Y si eres de hacer muchas, ya sabes que puedes comprarte una parrilla pequeña para cocinar.
  • Ubicación: Saber dónde ubicar tu barbacoa es clave, e igual no tienes el lugar adecuado para esta. Una barbacoa de hierro debe estar sobre una superficie lisa, intentando evitar que sea de césped. Si cuentas con una terraza de madera, será perfecto. Aunque siempre vendrá mejor que la superficie sea de piedra.

El mantenimiento de una barbacoa de hierro

Aunque las barbacoas de hierro hoy en día están diseñadas para poder hacer frente a las condiciones ambientales, ello no quiere decir que no tengas que hacerle un pequeño mantenimiento de vez en cuando.

Primero de todo, estará la limpieza después de cada uso. Sino la realizas, los trozos de carne se pegarán a la parrilla, y el carbón se quedará pegado a las paredes. Luego cuesta mucho retirarlo, así que hazlo después de cada uso. En segundo lugar, estaría la limpieza general que habría que hacerla cada cinco o seis usos, para retirar cualquier resto de carbón, hollín o de comida que puedan estropear el sabor de los platos que prepares.

Y, por último, un mantenimiento para ayudar a que la estructura esté en todo momento en perfecto estado, para lo que vas a tener que tratar el hierro con materiales especiales, y de paso darle de vez en cuando una buena capa de pintura. ¿Te interesa aprender a cómo limpiar una barbacoa de hierro? ¡Sigue los pasos que aquí te indicamos!